Cocina rústica nórdica

Todo sobre cocinas de casa de campo: Extra de cocinas rústicas

Frescura nórdica: La interpretación escandinava del estilo rústico

landhauskueche-skandinavisch

Este cocina rústica pequeña, sin adornos y con frentes blancos está fabricada por zeyko.

Cocina rústica con acero
Detalle de cocina rústica: Fregadero
landhauskuechenfront-skandinavisch-eichenfurnier

Elegante frente de cocina nórdica moderna del fabricante zeyko en estilo nórdico chapada en roble y barnizada en blanco

La moderna sobriedad y elegancia de la vida escandinava se refleja en las cocinas rústicas de estilo nórdico, que son siempre las que gozan de una mayor popularidad. Mediante un concepto frío y práctico, que prescinde de los típicos adornos o detalles kitsch, estas cocinas son una transición de la cocina clásica a las cocinas de diseño modernas y minimalistas, a las que llegan en algunos casos a parecerse.

Como se puede ver, en las cocinas rústicas escandinavas se pueden utilizar frentes blancos lacados de alto brillo o frentes de madera maciza en actuales tonos grises. No es posible imaginarse la interpretación nórdica de la cocina rústica sin frentes artesonados o con marcos, arcos rebajados o relieves. A menudo, para dar relevancia a estos detalles se utiliza un tono azul mar que contrasta con el sobrio blanco. Al elegir las encimeras, en este caso también se apuesta por materiales naturales. Los modelos más populares son las encimeras de madera, que armonizan especialmente bien con los muebles de cocina blancos. Sin embargo, para combinar con los frentes de madera maciza más oscuros o grises y teniendo en mente el estilo rústico nórdico, son más apropiadas las encimeras de piedra natural o blancas sintéticas.

Para que el diseño de su cocina nórdica resulte perfecto, es recomendable que planifique todos los detalles de su entorno a conciencia. Así puede elgir los muebles y los frentes para que aporten una imagen sobria y fresca, y revestir la pared o el suelo con un material de estilo rústico que le proporcione a la sala el toque rústico. Esto, por ejemplo, funciona muy bien en las típicas casas de madera escandinavas, en las cuales el correspondiente revestimiento con madera de colores de las paredes, contruibuye a conseguir el efecto deseado. Consiga un toque de Noruega en su cocina con la ayuda de ladrillos rojos. En el suelo quedan bien las láminas de parqué anchas o un agradable revestimiento de linóleo con un patrón cuadrado, como por ejemplo, en tonos marítimos blanco y azul.

Dado que el concepto de la cocina rústica nórdica no está reñido con muchos aspectos de las cocinas contemporáneas, en estas se pueden utilizar incluso los electrodomésticos más modernos sin correr el riesgo de romper el estilo. De hecho los elementos de cromo o acero quedan especialmente bien, por lo que no es necesario revestir el frigorífico, el horno, el lavavajillas, etc. con láminas antiguas o típicamente rústicas. Del mismo modo, tampoco debe renunciar a conceptos modernos en el área del fregadero y la grifería. Se pueden colocar tanto un clásico fregadero de acero inoxidable y un típico grifo monomando como un novedoso fregadero al ras de la superficie o un enorme lavabo antiguo de porcelana con grifos de época o hasta con una moderna ducha de mano.

La decoración le dará el toque definitivo a la cocina y es especialmente importante para configurar y definir su cocina rústica nórdica, haciéndola destacar sobre las ideas de cocina clásicas o minimalistas. La nostalgia kitsch y el romanticismo alegre están bastante fuera de lugar en este tipo de cocina, no obstante, con la ayuda de accesorios marítimos se puede captar la esencia de las costas del Mar del Norte. Los colores más adecuados son básicamente el blanco y el azul en todas sus tonalidades, pero también los grises, que evocan las piedras y rocas, así como el rojo intenso, que recuerda a las sillas y toallas de playa. Como motivos, los más populares son conchas, rocas, arena y juncos, peces, gaviotas, barcas, faros, redes de pesca, flotadores salvavidas, anclas, campanas de barcos y timones. Una divertida idea es utilizar un ojo de buey como ventana o colocar una imitación en la pared. Quien tenga suficiente espacio en la cocina, también puede colocar una acogedora mesa que haga esquina y alrededor de la cual se puedan colocar sillas de playa o tumbonas a rayas. Importante en la cocina rústica escandinava: Cuidado con la decoración. Coloque elementos decorativos con moderación y destreza para crear un ambiente acogedor y carismático sin caer en lo kitsch ni perder la esencia del sobrío carácter nórdico.

BUSCA LA COCINA DE SUS SUEÑAS ? ¡ENCUENTRELA AHORA!