Información sobre materiales: Frentes de cocina

¿Qué frentes de cocina y encimeras existen y cuáles son las ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos y materiales?

El cuerpo de un armario de cocina se compone de dos paredes laterales, una base, una pared trasera y un techo superior y ésto sirve como diseño básico para todos los tipos de armarios. En la parte delantera del cuerpo se colocan los frentes, que pueden ser puertas, cajones o extraíbles.

Materiales básicos

Tableros de fibra de densidad media y aglomerado

Además de los tableros de aglomerado y de madera maciza, los tableros de fibra de densidad media (DM) se utilizan cada vez más como material base de los muebles de cocina. Los tableros de fibra de densidad media se distinguen por su enorme estabilidad y resistencia a la flexión, son fáciles de manejar y se utilizan mucho para los frentes lacados por su superficie particularmente uniforme y lisa.

¿Cómo se fabrican los tableros de DM? Es un material resultante de una aglomeración de madera, adhesivos, aditivos y agua. Las fibras de madera se calientan con vapor a fuerte presión, se introducen en la refinería (desfibradora), se disuelven y por último se prensan a gran temperatura hasta alcanzar la densidad media.

A diferencia de los tableros de aglomerado, los cantos y la superficie de este material son muy lisos, ya que la proporción de poros es muy baja. Inmediatamente después de tomar forma, los tableros de DM pueden lacarse o recubrirse con diferentes revestimientos.

Los tableros de aglomerado son el material más utilizado en la industria de muebles de cocina. Vale la pena señalar que en Europa los fabricantes sólo utilizan placas de alta calidad cumpliendo con las exigencias de la normativa E1 de la UE. Esta normativa indica las emisiones de formaldehído permitidas y se garantiza con la etiqueta E1.

Placas laminadas de alta presión (HPL)

Son placas laminadas de alta presión resistentes a los arañazos, la humedad y temperaturas de hasta 180º C y aptas para el contacto con los alimentos. El grosor de estas placas oscila entre 0,8 y 1,6 mm. Se pueden fabricar en diferentes colores y texturas. HPL significa "High Pressure Laminate"

¿Cómo se fabrican las placas laminadas de alta presión? Se impregnan múltiples láminas de celulosa con resistentes resinas artificiales (termoestables) y se apilan en capas uniformes. Una de las capas será la capa decorativa, que suele ser una lámina impresa o de color. La capa decorativa está impregnada con resina de melamina y las capas internas de la placa con resina fenólica. Por último, las capas se presionan entre sí. Una vez endurecidas, las resinas artificiales confieren una enorme estabilidad y una dureza extrema. Además, poseen una superficie muy lisa.

Puertas y frentes de cocina

Frentes sintéticos

Frentes sintéticos

Hay diferentes tipos de frentes sintéticos: existen frentes de melamina, laminados o polilaminados.

Los frentes laminados están disponibles en una gran variedad de colores y motivos, esto unido a que su precio es realmente económico los hace muy populares.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que hasta ahora los frentes laminados siempre han dado problemas: y pese a las enormes mejoras en este área, con el paso del tiempo todavía tienden a despegarse a menudo del material de soporte y tampoco son muy resistentes a los arañazos y el calor. Los frentes de melanina le garantizan una mayor resistencia al desgaste diario.

Los frentes sintéticos de melamina son tan resistentes como fáciles de limpiar y, por lo tanto, son ideales para las cocinas que se utilizan con frecuencia. Entre sus ventajas destaca que los paneles son altamente resistentes al desgaste y a los químicos y que su coloración no se desvanece, ni siquiera cuando están expuestos a la luz.

Los frentes más resistentes tienen un recubrimiento polilaminado compuesto de resina fenólica, folio decorativo y una capa protectora transparente. Los frentes polilaminados adquieren una dureza extrema durante su proceso de producción. Estos frentes son mucho más duros y resistentes que los frentes laminados.

Frentes lacados

Frentes lacados

En los frentes lacados el material de soporte se laca con una mezcla de dos componentes, una combinación de pintura base y laca de endurecimiento. El proceso de lacado y el posterior lijado y pulido será el que marque la diferencia entre una cocina mate, de alto brillo o micro lacada.

No obstante, todos los tipos de acabado tienen dos características en común: Una superficie frontal lacada no sólo es muy expresiva y estética, sino también muy resistente y absolutamente sellada herméticamente (la dureza de la superficie y la resistencia al rayado equivalen a la de la pintura de automóviles); aunque, como es lógico, la alta cantidad de trabajo requerida hace que una cocina lacada sea bastante más cara.

Frentes de cristal

Frentes de cristal

Desde hace mucho tiempo las puertas de cristal se vienen utilizando en la cocina como frentes cristal templado. Se trata, por lo general, de puertas de cristal translúcido, que se montan sobre una estructura de aluminio y están disponibles en infinidad de variantes: como pilastras o puertas con marcos con o sin barras y con diferentes tipos de cristal, por ejemplo, transparente, satinado, Master Carre o Bunsen o arenado.

Desde hace relativamente poco tiempo también se fabrican frentes íntegramente de cristal. Para garantizar una mayor seguridad, se utiliza el vidrio templado sobre un material de soporte sin marco. Se puede lacar en todos los colores, tiene un brillo uniforme que no tiene nada que envidiar al de un frente de alto brillo y además es muy resistente a los arañazos y al calor.

Frentes chapados de madera y de madera maciza

Frentes chapados de madera y de madera maciza

Los frentes de madera destacan por su superficie natural. La madera maciza es el material más natural que se utiliza en la fabricación de los frentes de armarios de cocina. Le recomendamos que preste atención a la denominación exacta del fabricante. A menudo, sólo los marcos son de madera maciza y el relleno es chapado, lo que quiere decir que se trata de una placa de madera de un grosor de alrededor de 1 mm encolada sobre un tablero de aglomerado o DM de alta calidad. Estos frentes chapados se denominan frentes de madera chapada y se pueden esmaltar, barnizar, encalar, cepillar, tratar con chorro de arena, patinar y lacar o colorear siguiendo las tendencias y los gustos del momento. Posteriormente, las superficies se sellan con una capa de recubrimiento protectora invisible que se llama laca de doble densidad.

Los frentes de madera maciza, sin embargo, están hechos de una pieza de madera. Y por lo general las otras partes del armario también son de madera maciza.

Frentes de acero inoxidable

 Frentes de acero inoxidable

Como material para fregaderos y electrodomésticos, el acero ya ocupaba un lugar preedilecto en la cocina desde hace tiempo. Y aunque desde hace tiempo el acero inoxidable se ha utilizado para los frentes y las encimeras de las cocinas profeisonales, sólo últimamente se ha empezado a utilizar también en las cocinas particulares.

Éstos frentes están fabricados también de tableros de soporte sobre los cuales se coloca posteriormente una placa de acero. Generalmente, la calidad del producto se puede reconocer directamente en el acabado de las esquinas y los cantos, en los que se une el tablero con la placa.

Las ventajas del acero inoxidable como material para frentes de cocinas son muchas y variadas: no sólo es visualmente muy atractivo, sino que, debido a las cualidades de su superficie, irrompible y de fácil cuidado, es también funcional y adecuado para el uso diario. El inconveniente: por supuesto, en una superficie de acero inoxidable las huellas dactilares y los arañazos son claramente visibles y casi inevitables.

Frentes de acrílicos

Frentes de acrílicos

Una buena alternativa a los frentes lacados de alto brillo son los frentes acrílicos, cuya popularidad es cada vez mayor. Se fabrican de placas acrílicas macizas, de laminados o DM, que tienen propiedades similares a la madera y pueden ser convenientemente procesados.

Están disponibles en un sinfín de diseños, desde llamativos colores lisos hasta imitación de maderas exóticas de moda, cuyo denominador común es su alto brillo y su idoneidad para el uso diario (lisos, fáciles de limpiar, resistentes a los arañazos), lo que los convierte en marterial ideal para los frentes de cocina.

Otras categorías en información sobre materiales