Electrodomésticos para mini cocinas.

Electrodomésticos en la cocina pequeña- ¿qué hay que tener en cuenta?

Además de tener en cuenta el espacio de almacenamiento en armarios, cajones y estanterías, los electrodomésticos son de vital importancia. Es todo un reto encontrar la combinación perfecta entre electrodomésticos, espacio de almacenamiento y superficies de trabajo en un espacio tan limitado. Aunque en el caso de las cocinas pequeñas, la planificación está marcada por la limitación del espacio, es importante mantener y delimitar las 6 zonas imprescindibles en una cocina: preparación, placa/horno, refrigeración, limpieza, almacenar y desecho. A continuación le proponemos electrodomésticos y soluciones de planificación ideados para las cocinas pequeñas.

Para solucionar el problema del espacio y aumentar la superficie de trabajo, es frecuente que se instalen placas de cocina de un ancho máximo de 60 cm. Aunque lo ideal serían las placas de 30 cm. con sólo dos fuegos.

El lavavajillas individual ha de ser pequeño (45 cm.) y de bajo consumo, o puede incluso prescindirse de él, ya que normalmente si vive solo no utilizará mucha vajilla y podrá lavarla a mano sin problemas. Con esto en mente, la mayoría de los planes recurren a pequeños fregaderos y prescinden del escurridor. De forma alternativa, se puede conseguir más superficie de trabajo con una tabla de cortar ajustada al especio del escurridor de la encimera, las mejores marcas de fabricantes de fregaderos las ofrecen ellos mismos hechas a medida para sus fregaderos y a veces con más complementos, como escurridor, rallador, etc.

Los frigoríficos que se suelen utilizar en las cocinas pequeñas son compactos y cuentan con un pequeño congelador. Estos pueden ser un electrodoméstico integrado dentro de la propia cocina, o también un frigorífico de diseño original independiente que aporte una nota especial a la sala.

Los que trabajan hasta tarde, normalmente quieren también un microondas ya que es una forma práctica y rápida de calentar los alimentos. Este tipo de electrodomésticos pueden instalarse de una forma ergonómica y sin ocupar mucho si se integran en un armario alto. No sólo es posible integrar en la cocina hornos y lavavajillas, sino también microondas combi o un horno a vapor que prepara y calienta los alimentos con el cuidado que se merecen.

Para las cocinas pequeñas hay disponibles innovadores electrodomésticos compactos de gran calidad. Hay hornos, cafeteras automáticas y microondas con una altura práctica de, por ejemplo, 45 cm., que incluso pueden combinarse entre ellos e integrarse juntos en un mismo armario con el fin de no ocupar demasiado espacio. Otra buena solución para las cocinas pequeñas son los modernos lavavajillas compactos.