Limpieza y cuidado de la cocina

Al planificar su nueva cocina, tenga en cuenta que los diferentes materiales necesitan diferentes cuidados. Aquí puede informarse sobre los aspectos que debe tener en cuenta en la limpieza diaria de su cocina, por ejemplo, con las encimeras y los frentes.

Índice:

Puertas y frentes de cocina

Los frentes de cocina, ya sean lacados, de madera, laminados o sintéticos, pueden limpiarse sin problemas con productos de limpieza solubles en agua de uso doméstico. Deben evitarse, en especial en los frentes lacados, los productos de limpieza agresivos y abrasivos, así como los trapos o estropajos abrasivos. Los productos de limpieza de base nitro o a base de resinas sintéticas pueden dañar cualquier tipo de frentes. Regla general: Tras la limpieza, secar inmediatamente los frentes.

Si tiene dudas acerca de algun producto de limpieza, pruébelo en primer lugar en un área que no esté a la vista.

Consideraciones especiales para frentes de madera: Con el fin de eliminar definitivamente la suciedad de los poros, debe limpiar siempre en la dirección de la veta.

Encimeras laminadas

Las encimeras laminadas deben limpiarse regularmente. Puede utilizar casi todos los detergentes comunes que no contengan partículas abrasivas. Los limpiadores ácidos y los abrillantadores grasos o céreos también pueden producir modificaciones en la superficie sintética de la encimera.

Para la limpieza utilice agua templada, ya que el agua fría puede producir vetas no deseadas y decoloraciones.

No utilice tampoco estropajos de acero, gamuzas o bayetas usadas. Limpie la encimera de laminado mejor con un paño suave o una esponja y utilice para secarla un trozo de papel.

Su cocina puede estropearse por acumulaciones de agua o por dejar un estropajo húmedo sobre una de las juntas, que son las uniones de las encimeras.

Cuando quiera posar las cacerolas, ollas o bandejas de horno calientes utilice siempre un protector.

Evite siempre cortar directamente sobre el laminado, ya que pueden producirse grietas. Utilice siempre una tabla de cortar, o integre en la propia encimera una superficie de cortado.

Encimeras de piedra natural y granito

Las encimeras de piedra natural son porosas y, por lo tanto, absorbentes. Si no se cuidan adecuadamente, la suciedad puede penetrar y pueden formarse manchas permanentes. Cada 1 ó 2 años ha de realizarse un proceso de impregnación especial de la encimera de piedra natural con un elemento impermeable al agua y al aceite. Asegúrese de que la encimera está completamente limpia y seca para posteriormente aplicar la impregnación. El material absorberá una gran parte del agente aplicado. Simplemente limpie los restos. Este tratamiento de protección asegura de que la suciedad no pueda penetrar en la encimera de piedra.

Para esto, los mejores limpiadores son aquellos que no son ácidos ni abrasivos. El ácido puede poner en peligro la superficie de piedra natural, por lo que también debe tener cuidado de no dejar alimentos especialmente ácidos en contacto con esta superficie. Como con cualquier encimera ha de tener en cuenta los siguientes puntos: No coloque las ollas calientes, sartenes u bandejas de horno sin un salvamantel y no corte directamente sobre la encimera.

Encimeras de madera maciza

Las encimeras de madera maciza están hechas de un material natural y vivo que se adapta a las condiciones a las que está expuesto. En caso de humedad ambiental o en la superficie de la cocina, la encimera de madera sufrirá un mayor esfuerzo. Por lo tanto, asegúrese de que no quede agua sobre la encimera de madera durante mucho tiempo, y evite poner sobre ella trapos mojados o esponjas. Después de la limpieza con agua, la encimera debe secarse inmediatamente.

Se recomienda el tratamiento regular de la encimera de madera con algún producto que contenga cera para hacerla resistente al agua y a las manchas.

Los residuos sólidos normales, como el polvo, las huellas digitales o de algunos residuos de la cocina se pueden quitar con un limpiador suave y un paño que no suelte pelusa. Para las manchas difíciles utilice benzina o jabón.

Encimeras de cristal

Las modernas encimeras de cristal tienen algunas características especiales: el cristal de seguridad que se utiliza aquí es fácil de cuidar, además de ligero y resistente al calor. Por lo tanto, la limpieza y el mantenimiento de una encimera de cristal son también muy sencillos. Para la limpieza del cristal transparente se puede utilizar un detergente suave como los que están disponibles en el mercado o limpiacristales; utilice además un estropajo normal o un trapo. Sólo en el caso de superficies de vidrio satinado, debe asegurarse de que el producto de limpieza no contiene ni silicona ni ácido. El roce directo, así como los arañazos y los cortes directos sobre la encimera de vidrio puede causar daños, por lo que se recomienda el uso de tablas de cortar.